Noticias

Reproducciones falsas en plataformas streaming cuestan 300 millones al año a los artistas

Frente al crecimiento del consumo digital, las etiquetas independientes muestran preocupación ante el número de transmisiones ilegitimas

Actualidad <strong>Reproducciones falsas en plataformas streaming cuestan 300 millones al año a los artistas</strong>
26 de Junio, 2019.
Equipo FIMPRO

Como parte de la semana de la música independiente en la ciudad de Nueva York, tuvieron lugar diversos paneles en donde participaron artistas, productores, sellos y etiquetas independientes. Dentro de uno de estos espacios, Louis Posen, fundador de Hopeless Records, habló entorno a la preocupación que enfrentan los sellos ante las transmisiones “falsas” dentro de las plataformas de música streaming.

Posen mencionó que los números de transmisión de su compañía están sujetos a los plays ilegítimos. Ejemplifico como una pista en particular había tenido 3 mil flujos al día, para después dar un saltó de hasta 35 mil por día en un lapso de tres días y regresar de manera abrupta a los números anteriores de reproducción.

Este comportamiento provocó que iniciaran una investigación para revisar de dónde es que provenían estas reproducciones, revelando que era de seis listas de reproducción en Spotify. Además, Posen observó como dichas listas habían sido creadas recientemente y ganaron cientos de seguidores durante solamente una semana. Después de ese tiempo no se agregaron más seguidores y las transmisiones, tal como lo mencionó antes, estaban en un periodo de tres días.

La manipulación de estos flujos, según Posen, representa un 4% a nivel global, lo que tradujo en más 300 millones de dólares de ingresos perdidos de oyentes reales, que, obedeciendo a este supuesto, son realmente escuchados y producidos por bots en una computadora.

A esta discusión también se unió Ángel Gambino, Director Comercial de Napster y Markus Tobissen, quien ha investigado escándalos similares de estos tipos de manipulación, pero en TIDAL. Mientras que Gambino dio una visión distinta de las reproducciones falsas que también pueden estar en manos de los artistas y especialistas de marketing, pues operan dentro de un modelo de pago por reproducción desde donde pueden agregar pistas a las listas de reproducciones populares para tener más popularidad y número de plays. El dueño de la playlist cobra una suma determinada al artista o agente por presentar el tema por una cantidad de días acordados.

 

Foto: Pixabay