Noticias

Stream Ripping, la pirateria no ha muerto

En el Informe 2018 Music Consumer Insight de la IFPI, el 38% de los consumidores a nivel mundial escuchan música en fuentes no autorizadas.

Actualidad Stream Ripping, la pirateria no ha muerto
06 de Febrero, 2019.
Equipo FIMPRO

Dentro de los último 20 años, la industria musical ha dado grandes saltos gracias a desarrollos de streaming como Spotify o Apple Music. Plataformas y sitios como estos disminuyeron considerablemente el nivel de piratería en el consumo de la música.

Sin embargo, el problema de distribución y consumo ilegal de música sigue siendo una gran preocupación para artistas y agentes del ecosistema. Según el informe de Consumer Insight de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI por sus siglas en inglés) de 2018, el 38% de los consumidores de música a nivel mundial escuchan música en sitios no autorizados, mientras que el 32% consume música a través de la extracción de secuencia.  

Joshua Friedlander, vicepresidente senior de análisis de datos estratégicos de la Asociación de la Industria de Grabación de América (RIAA), hace hincapié de que “a pesar de la notable y rápida transformación de la industria a la disponibilidad de streaming, incluidas las opciones gratuitas para los oyentes, sigue habiendo un grupo significativo de fans de la música que aún eligen obtener su música a través de fuentes no autorizadas".

Esto es stream ripping, fuentes que permiten a los consumidores extraer música de los métodos legales.  Es a través de las plataformas streaming que consiguen los enlaces para descargar y extraer audios, muchas veces en formatos mp3, para reproducirlos cuando, donde y las veces que lo deseen.

Aunque pudiera parecer que el stream ripping no tiene repercusiones tan preocupantes dentro las ganancias de la industria, pues de los 8,900 millones de dólares generados el año pasado, son 5,800 millones los que vienen del streaming; los propietarios de los derechos de autor perciben estas problemáticas desde hace cinco años. En este mismo lapso de tiempo, MusicWatch estimó que el 10% de los usuarios de internet en Estados Unidos consumían música por medio del stream ripping.

Organizaciones como la RIAA ya ha demandado sitios que permiten este tipo de descargar, como es el caso de FLVTO.biz y 2conv.com. Ambos, son los espacios más grandes a nivel mundial en este tipo de prácticas ilegales registrando un total de 120 millones de visitas mensuales.

Números como los estimados por MusicWatch demuestran lo latente que pudiera estar la piratería: en septiembre de 2018, 51 millones de consumidores de Estados Unidos pagan una suscripción mensual en un servicio streaming de música, y 157 millones de consumidores en este mismo país hacen uso de streaming gratuito y no interactivo.

Foto: Pixabay