Noticias

Acciones, alianzas y distribución sonora 

En los últimos años la industria musical ha tenido una verdadera revolución, misma que transformado el papel de cada uno de sus sectores, creciendo cada vez más su relación con las empresas tecnológicas.

Actualidad Acciones, alianzas y distribución sonora 
21 de Diciembre, 2018.
Equipo FIMPRO

La industria de la música ha ido transformándose constantemente. Desde la década de los 70 y 80, agrupaciones que hoy son legendarias alcanzaron la venta de millones de discos. Thriller de Micheal Jackson (60 millones de discos vendios) o las ventas de AC/DC y Pink Floyd que alcanzan los 50 millones de ventas, son tan solo algunos ejemplos. Los números registrados en aquel entonces apenas y son igualados por pocas artistas actuales, como es el casi único caso de Adele con su álbum “21” (30 millones de copias vendidas).

Entrados en la caída de la industria durante el año 2000, y misma de la que ahora se está recuperando. Fueron empresas como Apple, Pandora y Spotify, las que trabajaron en crear una nueva forma de distribuir música, contrarrestando la piratería y dando mayor valor a los creadores de la música.

La incursión la bolsa de valores de este tipo de empresas comenzó en el 2018 con la entrada de Spotify en el mercado bursátil logrando una capitalización inicial de 30,000 millones de dólares. Pandora Media también se unión a la cotización en la bolsa de valores, sin embargo, los inversos aún no se muestran confiados tras la mala evolución histórica que está tratando de superar la industria de la música. Lo anterior, se traduce en motivos suficientes para que el mercado de la música aún sea visto como un negocio volátil y con gran nivel de incertidumbre, según Self Bank.

Del otro lado de la industria se encuentran los sellos disqueros con fusiones y mutaciones. Fue también este 2018 cuando Sony anunció la compra de 60% del grupo EMI, que poseía la propiedad intelectual de más de dos millones de artistas como Alicia Keys, David Bowie, Frank Sinatra y Kanye West, lo que coloca a Sony como el sello más grande del mundo.

Por su parte, Universal Music Group está dentro de juego de los sellos más grandes a nivel mundial, como subsidiaria de Vivendi, quien cotiza en la bolsa de París.

Con un 2018 en el que las grandes empresas tecnológicas adquirieron mayor influencia y valor, lo que parece más lógico y predecible, son alanzas que entretejan la relación entres empresas discográficas con grandes grupos de desarrollos tecnológicos como Apple, Google, Amazon o Facebook.