Noticias

Wohl en el radar

¿Qué les trajo la FIMPRO? Checa lo que nos contó la agrupación tapatía que fue parte de los showcases de nuestra cuarta edición.

Fimpro Wohl en el radar

02 de julio, 2018

Por: Equipo FIMPRO

La escena musical tapatía se coloca dentro del foco a nivel nacional e internacional dado el talento y efervescencia que la música ha tenido en Guadalajara y en todo Jalisco. De esta ciudad es el origen de Wohl, agrupación joven compuesta de Samuel (guitarra), Ángel (guitarra), Amadeus (bajo) y Octavio (batería), cuatro músicos que encontraron su rumbo de manera natural y abierta en el rock instrumental y el post rock.

Wohl se presentó en nuestra cuarta edición, siendo la sala 2 del Conjunto de Artes Escénicas, el conducto a través del cual conectaron con una industria internacional que quedó contenta de ver como una agrupación tan joven, tuviera mucho por dar, tras haberse inscrito en la convocatoria para showcases FIMPRO y haber sido seleccionados por nuestro jurado.

A poco más de un mes de su presentación en la feria, visitaron la cabina de Radio Universidad de Guadalajara para contarnos su historia y de su experiencia en FIMPRO.

En medio de death metal y hard rock Amadeus y Octavio extienden relación en un foro de la ciudad de Guadalajara para ir uniendo ideas de lo que tiempo más tarde sería “Wohl”, cuya alineación terminó de conformarse al ir encontrando al resto de sus integrantes -Samuel y Ángel- en foros virtuales de músicos locales.
Bajo la idea de “hacer música” fuera de géneros musicales, el cuarteto trabajó durante tres años en el proceso de creación de “En Vida” su primer material de estudio. Grabado totalmente en vivo, el álbum toma justo este nombre dado el mecanismo en que fue concebido, tocando las canciones que lo conforman de manera recorrida, eligiendo solo la mejor versión para su materialización.

Con esta producción discográfica es como Wohl se inmiscuye en FIMPRO al capturar atención de los expertos en la escena y trastocar las fibras dentro de un género poco desarrollado en la actualidad en territorio mexicano. Para Wohl la noticia de ser parte de los seleccionados de para tocar en los showcases de FIMPRO “fue algo impactante al principio” pero tras el pasar de los días se dieron a la tarea de “comenzar a asimilar el qué iba a significar esto”.

El hecho de estar en un lugar como FIMPRO les trajo muchas sorpresas que fueron desde compartir momentos y tocar frente a músicos que fueron ídolos para ellos como los integrantes de Fanko, el mismo Chava Rock o Sergio Arau; hasta concretar algunos planes en mercados internacionales con invitación a tocar en el continente europeo; así como hacer contacto con otros músicos que también hicieron parte de FIMPRO 2018 como Yangos y Kiko Dinucci de Brasil, o Dama Vicke de Estados Unidos- México.

El antes y después de FIMPRO a poco más de 30 días, deja a Wohl con seguir el camino que comenzaron a tomar. “Teníamos pragmatismo en nuestro actuar… FIMPRO hizo que se intensificara esto, las posibilidades de planear proyectos a largo plazo” así lo mencionó Samuel, mientras que Ángel contaba como la FIMPRO los “motivó más, nos inspiró mucho”, reafirmando la idea tan sonada y usada de que si se puede vivir de la música.
Los integrantes de Wohl también resaltaron que dentro de las actividades académicas de FIMPRO pudieron focalizar su conocimiento relacionado al marketing digital y aprendieron sobre metodologías de colocación de su música en las plataformas digitales.

La participación de bandas locales en espacios con redes internacionales fortalece la escena que en palabras de Wohl, está cosechando música muy interesante gracias a las propuestas que hoy por hoy está sonando, como es el caso de El Mostros Nostro, Neptuna o Norwayy, sus bandas amigas y que curiosamente han arrancado su carrera al mismo tiempo que ellos.

Cómodos dentro de la música instrumental, Amadeus cuenta cómo el hacer y sentir canciones sin letras se convierte en todo un reto a pesar de ser difícil posicionarse en una industria comercial, ya que “el mercado de México no está hecho 100% para consumo de esta música”, una que viene desde situaciones de su vida cotidiana, acciones simples que los llevan a gestar música y a querer “plasmar todo con tu instrumento”.