Noticias

MARCAS: MÁS ALLÁ DEL PATROCINIO

Las cabezas de grandes festivales y marcas se reunieron en FIMPRO para dialogar sobre la importancia de hacer de la música y las marcas, toda una experiencia.

Actualidad Marcas: más allá del patrocinio
30 de mayo, 2018.
Por: La Vaga Comunicaciones

Cada vez más, las marcas se integran de manera compleja e intensa a los ámbitos culturales. Contrario a lo que muchos piensan no solo ‘compran’ los nombres de los escenarios o foros, mandan a imprimir sus logos en los programas y montan sus stands. Las marcas, hoy más que nunca, aportan conceptos y son parte integral de las experiencias culturales. Esa es la idea general sobre la que se desarrolló la conferencia “Comunicando con música”, en la que participaron Rodrigo Casarín, de Bud Light; Hugo Díaz, de Grupo Sicario; Andrés Varnava, de Lollapalooza Chile y Alejandro Tavares, de Cosquín Rock México.

Para Rodrigo Casarín representante de Bud Light, las marcas pueden relacionarse con el ecosistema musical desde tres diferentes ámbitos: contenido, experiencia y creación. Por este motivo, la marca de cerveza género la Plataforma Bud Light Ware House, que incluye cuatro streamings a la semana con más de 200 shows, la producción de un programa de radio que se distribuye en EXA y D99, el patrocinio de festivales nacionales e internacionales, fiestas itinerantes por el país y trabajo con los artistas para ayudarlos a crear y a descubrir nuevos talentos.

Bud Light generó un ecosistema, donde seleccionan cuatro artistas, producen sus videos musicales, suenan en su radio, tocan en sus fiestas, los meten en sus festivales y así están impulsando a nuevo talento.

Andrés Varnava, del festival Lollapalooza Chile, comentó la importancia de sensibilizar a las marcas: “No queremos que las marcas pongan su logo, ya la gente sabe perfectamente que está tomando tal bebida, tal cerveza, no es necesario ponerle la marca encima, sino que tanto festivales y marcas podemos crear en conjunto arte, crear experiencias”. Mientras que Alejandro Tavares, del Cosquín Rock México, dijo que los mercados musicales como la FIMPRO nos han otorgado afinidad musical con otros países latinoamericanos y nos permiten realizar intercambios culturales para buscar no solo el sponsoreo de las marcas, sino más allá, un crecimiento que puede incluso llegar hasta el desarrollo turístico.